Bajo el título “Sociedad sin/con Migración sin/con Futuro”, del 1 al 3 de febrero de 2019 se convocó la XXI edición del Foro de Bocholt, que este año se celebró en el recinto de la Academia Klausenhof, en Hamminkeln (Alemania).

Como organizadores, la Central de Formación Política del Estado de Renania del Norte -Westfalia y la AEF – Academia Española de Formación participan conjuntamente en este foro de discusión desde 1991.

Entre los participantes, representantes de organizaciones de migrantes, investigadores o personalidades de la administración pública alemana asisten a este completo programa de charlas y talleres, en los que se tratan temas de actualidad sobre migración e integración. Sobre todo, en vista de sus perspectivas y aplicaciones en las políticas nacionales.

Durante los tres días del evento, los participantes tuvieron la ocasión de asistir a ponencias de expertos sobre Alemania como país receptor de migrantes. Otros de los temas tratados fueron la identidad cultural, plurilingüismo, participación en la sociedad de acogida o el reconocimiento de títulos en Alemania.

Desde el podio central, Vicente Riesgo, presidente de la AEF – Academia Española de Formación, defendió una postura muy favorable a la inclusión de las organizaciones de migrantes a la hora de divulgar valores y posiciones democráticos. “La migración es parte del futuro de Alemania, tal y como lo ha sido en la historia de la humanidad”, dijo Riesgo, parte activa en la organización de este foro desde sus inicios.

El grupo de trabajo en torno a este último tema fue moderado por el Dr. Artur Kalnins, director de proyectos en la AEF – Spanische Weiterbildungsakademie e.V. Bajo el título “mecanismos estructurales de selección en el mercado laboral”, Dr. Kalnins se refirió al cambio demográfico y la carencia de mano de obra cualificada en Alemania. Sin duda, dos de los temas más importantes que se trataron en eta edición del Foro de Bocholt.

“La realidad es así: la carencia de mano de obra cualificada y el cambio demográfico está ahí y cada vez está más presente, pero todavía no hace daño. Alemania es campeón mundial a la hora de cerrar el acceso al trabajo a gente de otros países. Desde los inicios hasta el final, pasando por el aprendizaje del idioma, los procesos son muy largos hasta que un migrante puede socializarse a través del trabajo. En Alemania, los migrantes necesitan mucho tiempo hasta encontrar un trabajo adecuado a sus cualificaciones. Ninguna sociedad se puede permitir eso a la larga”, resumió Dr. Kalnins en la presentación de los resultados del grupo de trabajo.

También Vicente Riesgo, presidente de la AEF, se mostró partidario de favorecer e impulsar las posibilidades de los migrantes: “Actualmente se pierden muchas oportunidades. Intentamos un reconocimiento y una equiparación completa con los títulos académicos o de formación profesional alemanes. En ese cometido se frustran las expectativas de muchas personas cualificadas. Por otra parte, se suelen quedar solo aquellos que no tienen otra opción. Hay que cambiar completamente la mentalidad. Las leyes no pueden administrar la migración, pero sí pueden ayudar a configurarla. Una sociedad democrática debería ser tolerante, tiene que ser lo para continuar siendo democrática. En ese sentido, los niños de los migrantes deberían estar mucho más presentes y ser más valorados por su potencial y sus diferencias, por su idioma y su p propia cultura. La sociedad alemana ganaría así mucho más”, declaró Riesgo, que participó en varias ocasiones en las cumbres de integración de la cancillería alemana.

En la ronda final, Carmen Teixeira, directora de la Central de Formación Política de Renania del Norte – Westfalia, destacó la importancia del foro y volvió a recordar el interés de su organización en tener un papel activo para difundir valores democráticos entre las comunidades de migrantes. Para esta misión, el Foro de Bocholt es una plataforma perfecta que permite marcar nuevas e innovadoras pautas de mucha utilidad para la formación política.

Añadir comentario

Su email no será publicado